La gestión del tiempo en todo proyecto es siempre una herramienta fundamental para todo PM. Perder el pulso del tiempo en tu proyecto es poner en riesgo el costo y la calidad del mismo. Por lo tanto, es fundamental contar con buenas herramientas para poder “medir” correctamente ese lapso de tiempo que todo proyecto necesita para desenvolverse.

Cabe recalcar que lo que no se mide no se controla, es ahí donde radica la importancia de este rubro.

Para el caso de BMW en especifico el edificio de Pintura, nos sucedió un fenómeno muy interesante. Iniciamos a gestionar el avance del proyecto con MS Project (como la mayoría de los proyectos lo hacen en México) y llegamos a un punto donde era evidente que el avance del trabajo ejecutado era mucho menor al avance mostrado por el MS Project.

En esta imagen se muestra parte de la cimentación ya terminada (del inicio hacia el fondo) mientras en el medio de la misma, se encuentra la cimentación ejecutándose. Finalmente, en la parte del fondo, la plataforma sigue intacta.

Tomando en cuenta que la cimentación es una parte (pequeña) de los alcances, ya que falta el montaje de toda la estructura, la construcción del cascarón, los firmes y todas las instalaciones (eléctricas, HVAC, aire comprimido, hidrosanitarias, etc) lógicamente no coincide que el avance se estuviera marcando como se muestra en la siguiente imagen.

Difícilmente “checa” un progreso general del proyecto al 35.74% cuando la cimentación ni siquiera estaba terminada. En “teoría” según la gráfica, llevábamos la tercera parte de toda una nave industrial, evidentemente algo andaba mal.  

Se decidió entonces darle a cada partida del WBS el peso que le correspondía monetariamente, con la idea de “jerarquizar” las actividades, de tal manera, las actividades que más pesan financieramente serían las más importantes, es decir estaríamos midiendo un avance físico-financiero.

Lo que hay físicamente ejecutado, ¿Cuánto pesa en el avance global? Y nuestra gráfica cambió como se muestra en la siguiente imagen:   

Esta gráfica nos pareció mucho mas realista, considerando que la partida de cimentación monetariamente es una partida pequeña en comparación con el presupuesto total de la nave y encima dicha partida apenas se había ejecutado a la mitad.

¿Qué opinas? Déjanos tus comentarios sobre tus lecciones aprendidas en los proyectos que manejas. Saludos.

Categorías: Autor

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *