Últimamente debido a la pandemia que todos vivimos causada por el mundialmente famoso COVID19, a muchos de nosotros nos ha forzado a buscar maneras de trabajar a distancia. Lo anterior nos empuja a tener que desarrollar habilidades de gestión algo diferentes a lo que muchos de nosotros estábamos acostumbrados.

De tal suerte, surgen nuevos retos como el hecho de continuar desarrollando el proyecto con un equipo no presencial. Por lo tanto, mantener fluyendo el trabajo en equipo remotamente es fundamental para esta situación social en la que estamos inmersos.

Trabajar de manera remota requiere de varias cosas. Por ejemplo: ¿Qué plataforma es mejor para mis necesidades o las de mi cliente? ¿cual se adapta mejor a mi presupuesto? etc. en esta liga te dejo mas información. Sin embargo, independientemente de qué tan resuelto tengas el mundo de las videoconferencias y la tecnología, el ingrediente principal para que esto funcione se encuentra en nosotros y nuestros colaboradores: cambiar la manera de pensar en función del trabajo a distancia. Primeramente, para aquellos que trabajan en una oficina, adaptar en casa un espacio apto para desempeñar sus funciones, se transforma en el primer reto ya que no todos en casa tenemos espacios para esta función, lo que nos fuerza a «dobletear» espacios.

El Project Manager con un equipo a distancia tiene que replantearse su relación interpersonal con los miembros del equipo. Antes, con todo el equipo en la oficina, era más fácil intercambiar ideas. Ahora, no es tan accesible como quisiéramos por lo que el nivel de frustración o molestia puede incrementar rápidamente, lo que pudiera resultar en un PM más nervioso y preocupado

Por lo tanto, el PM debe ser mucho más proactivo en su manera de comunicarse generando más reuniones en línea o “tocando base” más seguido con los colaboradores para un seguimiento puntual y detallado. Pero cuidado con sobre administrar al equipo porque pudiera generar fastidio y enfado en los colaboradores

La buena noticia es que de acuerdo con el Harvard Business Review las reuniones on-line pueden ser más efectivas que en persona cuando son desarrolladas de manera correcta. Por lo tanto, te dejo un par de puntos:

  1. Propósito claro. – los participantes deben saber por qué se están reuniendo. ¿Cuál es el objetivo de la reunión? Y cuales los compromisos cuando ésta termina (recuerda: compromisos siempre medibles en el tiempo y en el alcance)
  2. Asegúrate que los participantes tengan roles activos facilitando la participación, de otra manera los colaboradores se convierten simplemente en televidentes

Finalmente recuerda que muchos de nosotros nos encontramos trabajando desde casa y de manera remota lo que requerirá un tiempo de ajuste. Por otro lado, también recuerda que muchas casas no cuentan con un espacio diseñado para trabajar, lo que generará a veces interrupciones o ruidos. Pero no te preocupes, en estos tiempos disruptivos tu proyecto no tiene por qué sufrir porque a pesar de todas las limitaciones, el equipo puede ser gestionado y motivado para lograr los entregables.

Categorías: Autor

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *